Citroën C6 G: Una gran cilindrada

28 octubre, 2019
Publicado por: Luis Cazzullo

En 1928, en el preludio de la gran crisis mundial, Citroën decide romper los esquemas nuevamente. La marca francesa lanzó su primer vehículo seis cilindros: el C6 G. Era un vehículo sumamente lujoso, con un largo capó y con el mejor equipamiento de la época. Estaba, claramente, pensado para públicos con alto poder adquisitivo.

El vehículo poseía 11 carrocerías diferentes y en su primer año (entre 1928 y 1929) se produjeron 11.000 unidades. Con los siguientes años, comenzaron a surgir nuevas versiones, que agregaban pequeños detalles estéticos o mejoras en el equipamiento.

Una de sus principales innovaciones fue la incorporación de un motor flotante, que permitía filtrar las vibraciones del motor interponiendo, entre éste y el chasis, bloques elásticos de goma. Podía alcanzar hasta los 105 km/h con facilidad. El motor tenía como objetivo, buscar el silencio de marcha y la agilidad, algo que no siempre estaba en la prioridad de los vehículos de la época.

La gran travesía amarilla

Andre Citroën, fundador de la icónica marca, estaba convencido de que sus vehículos podían unir al mundo. Por lo que organizó numerosas expediciones en diferentes continentes. Una de ellas fue la conocida como La Gran Travesía Amarilla.

En este viaje, un grupo de Citroën (entre los que había C6) atravesaron la zona del Himalaya en Cachemira, a 3500 metros de altura. Los vehículos fueron modificados especialmente para la ocasión, se les sumaron orugas para que atravesaran cualquier obstáculo.

En total, el viaje abarcó 315 días y 12.100 kilómetros. La expedición llegó hasta el este de Pekin.

Autor:

Luis Cazzullo

Licenciado en Comunicación Social. Soy Community Manager y Gestor de E-commerce en Fortunato Fortino.

Leave a Reply