El día que Citroën llegó a la Argentina

citroen-en-argentina
17 septiembre, 2019
Publicado por: Luis Cazzullo

Mucho antes de la llegada del icónico 2CV y del simpático Mehari, Citroën ya había llegado a la Argentina. La historia del país y los dos chevrones comenzó en 1925. Jack Vengerow, empresario argentino, compró la representación de la empresa y presentó la marca en la VII Exposición del Automóvil.

Lo apodaban torpedo, tenía un motor de 5 HP y podía alcanzar hasta los 60km/h (un récord para la época). Se destacaba por su color, por su parte trasera puntiaguda y por la elegancia con la que se desplazaba. Hablamos del Citroën Type C 5HP, el primer modelo en pisar suelo argento.

El vehículo se apoderó de las miradas que paseaban por el salón. Se instaló inmediatamente como un vehículo de lujo. Era popular entre las estrellas de cine y cantantes de la época. Como: Sofía Bozan, Iris Marga, Pepe Arias, Florencio Parravicini.

Tras el éxito del 5HP, Vengerow decide ampliar la gama de vehículos. En 1926, llegan los Citroën B12 y B14, que poseían más de 14 carrocerías diferentes. Y en 1929, expone en el Salón de Buenos Aires los Citroën C4 y C6.

El país comenzaba a sentir la presencia de los Citroën en las calles. Si bien, todavía era una marca importada, no pasaba desapercibida.

Autor:

Luis Cazzullo

Licenciado en Comunicación Social. Soy Community Manager y Gestor de E-commerce en Fortunato Fortino.